Carta de invitación: consecuencias para el solicitante si el invitado no regresa al país de origen

La carta de invitación sirve para acreditar que el extranjero que viene de visita a España cumple con el requisito de contar con alojamiento durante la estancia en el país.


La debe gestionar un español o residente legal en España en favor de su invitado al que garantizará la vivienda durante la estadía.


¿Qué consecuencias puede acarrear el hecho de que el invitado luego de la visita no regrese a su país de origen?


La respuesta dependerá de si su invitado tras la visita permanece en situación administrativa irregular en España o a solicitado alguna de las autorizaciones de estancia o residencia que le permite el ordenamiento.


Además, en el supuesto de que el invitado decida quedarse en España con el fin de emigrar irregularmente, las consecuencias para quien gestionó la carta de invitación dependerán de la colaboración del invitante en la infracción. De este modo, tampoco incurriría en una infracción quien solicita la carta de invitación si su invitado no regresa su país de origen sin su colaboración, o incluso contra su indicación expresa para que cumpla con el compromiso y abandone el territorio.


¿Cuándo puede tener un problema si el invitado no regresa al país de origen?

La posibilidad de que quien solicita una carta de invitación cometa una infracción grave puede darse si éste es quien promueve la inmigración irregular de su invitado de algún modo.


El ejemplo típico es cuando quien gestiona la carta de invitación luego empadrona en su domicilio al invitado a la vez que éste se encuentra irregular en el país.


También incurría en infracción grave si se comprueba la existencia de ánimo de lucro u alguna ventaja económica por favorecer la permanencia irregular del invitado en España.


De este modo, la Ley de Extranjería dispone que constituye infracción grave:

"Promover la permanencia irregular en España de un extranjero, cuando su entrada legal haya contado con una invitación expresa del infractor y continúe a su cargo una vez transcurrido el período de tiempo permitido por su visado o autorización. Para graduar la sanción se tendrán en cuenta las circunstancias personales y familiares concurrentes."


La sanción prevista para las infracciones graves oscila entre los 501 hasta 10.000 euros.


Sobre la advertencia que se realiza a quienes solicitan una carta de invitación en los formularios de solicitud de la carta de invitación: Recordar que el Artículo 318 bis del Código Penal ha sido modificado en el año 2015.

Desde entonces su redacción ha cambiado y la pena prevista ha disminuido sustancialmente, pese a no ser actualizado éste dato en los formularios

El actual artículo 318 bis del Código Penal en su tipo básico prevé una pena muy inferior de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año, frente a la anterior pena de 4 a 8 años de prisión.








Chiossi Legal - Abogados






© Copyright [2020]  Chiossi Legal - Abogados